Suero de Restauración y Estiramiento Instantáneo JOUVÉ

Jouve Instant TighteningEl Suero de Restauración y Estiramiento Instantáneo levanta, afirma, minimiza y restaura visiblemente para lograr así una luminosidad inmediata destructora del tiempo.

Los revolucionarios componentes en JOUVÉ producen una respuesta inmediata para disminuir la aparición de arrugas y obtener una piel más suave. Los minerales naturales producen un efecto reafirmante inmediato para lograr una apariencia visiblemente más firme. La profundidad de las arrugas y el tamaño de los poros se reducen efectivamente mediante el uso de elementos naturales, lo cual le devuelve al rostro su juventud y belleza. La inflamación debajo de los ojos desaparece en segundos y otorga una apariencia rejuvenecida.

El Suero de Restauración y Estiramiento Instantáneo constituye un avance revolucionario en el rejuvenecimiento. Este suero lucha contra la cualidad más notoria del tiempo suavizando y minimizando la aparición de líneas de expresión mediante el uso de componentes naturales en los que usted puede confiar.

Porque su belleza no tendría que costarle el elevado precio de su salud, Jouvé solamente utiliza ingredientes seguros que estimulan naturalmente tanto los resultados inmediatos como los duraderos.

Jouve Inatant Serum Testimonial 2 400

Instrucciones para su aplicación

Sobre el rostro limpio y seco, unte suavemente una capa fina del sérum sobre las zonas indicadas, especialmente alrededor de los ojos, la boca y la frente. Sin hacer expresiones, permita que el sérum se seque completamente antes de aplicar otros productos.

Evite el contacto directo con los ojos o los labios. Si el suero llegase a entrar en contacto con los ojos, enjuáguelos inmediatamente con agua. Deje de usar si se produce enrojecimiento o irritación.

Consejos y trucos

Aplique el suero sobre el rostro limpio y seco; nunca sobre otros cosméticos.

El sérum es usado de forma más eficiente cuando se aplica sobre áreas alrededor de los ojos, la boca y la frente.

Aplique el producto sobre la piel con suavidad o dando golpecitos, nunca frotando ni arrastrando el producto.

No haga expresiones mientras espera que se seque el producto.

Utilice un paño húmedo, un hisopo de algodón o las yemas de los dedos para quitar cualquier exceso de sérum.